Continúa tu Camino hasta Fisterra o Muxía

Una de las etapas más hermosas del Camino de Santiago se encuentra justo al final de la ruta. A pesar de que muchos peregrinos llegan hasta Compostela, y reciben allí sus credenciales, el recorrido hasta Fisterra o Muxía tiene una belleza tal que hace que realmente valga la pena.

Una vez que hayas llegado a Santiago de Compostela, recibes la famosa certificación por haber culminado este hermoso recorrido, sumándole méritos a tu peregrinación.  Pero si decides ir más allá del Camino de Santiago, puedes visitar el “Fin de la Tierra” un lugar lleno de misticismo e historia.

¿Cuál es la mejor ruta para el recorrido?

Algunas personas deciden visitar las zonas de Fisterra- Muxía al final de su recorrido, partiendo desde Santiago. Sin embargo, muchos otros deciden comenzar desde Muxía, visitando la Costa da Morte al inicio de su peregrinaje.

La señalización de la ruta está en buen estado, lo que permite ubicarse fácilmente en el camino. Al igual que todas las etapas del Camino de Santiago, está lleno de hermosos parajes con importante significado histórico. Y es que durante siglos, cientos de peregrinos han viajado para llegar a lo que figurativamente llaman “el Fin de la Tierra”.

¿Cómo conseguir la Fisterrana?

Si deseas certificar tu peregrinación hasta Fisterra, deberás utilizar la Credencial del Peregrino que se usa para obtener la Compostela. Esta se entrega en el Albergue de la localidad. Este documento fue creado en 1997 por el Ayuntamiento, como documento  acreditativo para aquellos peregrinos que deciden alargar su recorrido hasta el Fin de la Tierra.

¿Cómo conseguir la Muxiana?

Se obtiene al presentar la Credencial del Peregrino en la Oficina de Turismo de Muxía. Este hermoso paraje, pronto se convertirá en una de las experiencias obligatorias después de llegar a Santiago de Compostela. Una de las muchas leyendas que envuelven esta zona, es la llegada de la Virgen en una barca para dar ánimos al Apóstol Santiago.

¿Qué rituales envuelven la llegada a Fisterra?

Existe una serie de rituales purificadores que se invitan a ser realizados después de culminar el Camino de Santiago de Compostela, antes de dirigirse a Fisterra. Son una manera simbólica de dar inicio a una nueva vida, dejando la carga material y los pecados en el pasado.

  • Baño en la playa de Langosteira, preferiblemente, como una manera de purificar el cuerpo.
  • Asistir a la misa para Peregrinos.
  • Ver la puesta de sol, que simboliza la muerte y resurrección.

Sin lugar a dudas, la maravillosa experiencia de recorrer el Camino de Santiago no termina con él. ¿Te animarías a ir más allá?

¿Te ha gustado nuestro post?

Por favor, valora este artículo con estrellitas

¡Tu opinión nos importa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies