El calzado, tú mejor aliado durante el Camino

mejor-calzado-para-hacer-Camino-Santiago

 

Elegir el calzado para el Camino de Santiago es un asunto que no debe tomarse a la ligera, pues tus zapatos,  junto con tus pies, serán los aliados más importantes en el camino. De ellos dependerás durante todo el trayecto, porque sin una protección adecuada tus pies no podrían aguantar las exigencias del terreno.

En la antigüedad, los peregrinos tenían pocas o nulas opciones sobre el tipo de zapatos, por lo que era muy probable lesionarse, gangrenarse o astillarse en algún punto del viaje. Pero afortunadamente vives en otros tiempos y no tienes que pasar por esas tribulaciones.

¿Cómo elegir el mejor calzado para el Camino de Santiago?

 

  • Antes de probarte el primer par de zapatos: ten en cuenta las tallas. El modelo debe calzar perfectamente en tu pie, de lo contrario podrías tener problemas en el agarre si son muy grandes o te causarán ampollas y problemas de circulación si son muy pequeños. Lo recomendable es que haya un centímetro de espacio entre la punta del zapato y tus dedos. Asimismo, averigua si el material del calzado tiende o no a estirarse con el uso, es preferible que sea resistente y mantenga sus dimensiones con el paso del tiempo.
  • Tus tobillos deben estar a salvo: el calzado para el Camino de Santiago debe ser de caña media, de esta forma mantendrás sujetos los tobillos, lo que te protegerá de lesiones, fricción y picaduras de insectos. Además, las botas altas contribuyen a mantener el equilibrio, esto es ideal si llevas equipaje pesado a cuestas.
  • Busca suelas multidireccionales: tu travesía durará varios días, así que necesitas estar preparado para peregrinar bajo cualquier clima y en diferentes suelos. Por eso, los tacos con distintos tipos de surcos son vitales para tener un viaje seguro y cómodo. Con ellos podrás andar en caminos escabrosos, húmedos y muy calientes sin sentir molestias o sufrir caídas por resbalamiento. Esto se debe a la gran capacidad de agarre, freno y grosor de las suelas multidireccionales. En el mercado existe una gran variedad de zapatos con suelas de este estilo, por ello, debes investigar que producto se ajusta específicamente a tus necesidades (y a la ruta de peregrinaje), ya que no es lo mismo una suela para montaña que una para senderos lisos.
  • Materiales transpirables o impermeables: este es el dilema de todo peregrino, pues ningún zapato te ofrece impermeabilidad y transpirabilidad al mismo tiempo. En este aspecto debes elegir tu calzado para el Camino de Santiago de acuerdo a tus prioridades. Nosotros te aconsejamos llevar un par de botas principales del material que consideres más necesario, y un calzado secundario que supla las carencias del primero. Ambos te serán muy útiles a lo largo de la travesía.

¿Te ha gustado nuestro post?

Por favor, valora este artículo con estrellitas

¡Tu opinión nos importa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies