Este viernes se celebra la Fiesta del Peregrino en Arzúa ¿Sabes por qué?

fiesta-del-peregrino-milpes

Desde hace años se celebra una de las pocas fiestas populares en honor a los peregrinos que se encuentran realizando el Camino de Santiago en la noche más mágica del año, la noche de San Juan, la noche del 23 de junio al 24. ¿Pero sabes por qué se celebra? ¿Dónde nació la tradición de celebrar la Fiesta del Peregrino del Camino de Santiago?

Esta fiesta se realiza cada año para agradecer y homenajear a los peregrinos, son muchos los que apuntan que esta fiesta se celebra por una leyenda que viene escrita en el Libro V del famoso Códice Calixtino.

Esta fábula trata el tema de la acogida y hospitalidad que deben recibir todos los peregrinos que se encuentran realizando el Camino de Santiago ¿Conoces la leyenda? ¿No? No te preocupes, ¡te la contamos!

Tras el descubrimiento de los restos del Apóstol Santiago el Mayor en la ciudad de Santiago de Compostela sobre el año 1000 d.C, comenzaron a nacer las peregrinaciones hacia esta ciudad. En Arzúa, un pequeño pueblo de A coruña, los peregrinos aprovechaban para pernoctar y protegerse de los maleantes y ladrones.

Un buen día llego al pueblo un peregrino con mal aspecto y por la mañana temprano se acercó a una de las casas donde ya estaban con el horno encendido y llamó a la puerta.

La señora de la casa salió a ver quién estaba llamando a la puerta y entonces el peregrino le pidió por favor si le podría dar un poco de pan y a cambio rezaría por ella cuando llegase a la Catedral de Santiago. La señora muy malhumorada le negó el pan, diciendo que, si lo quería, tendría que pagar por él.

Al no poder pagar a la señora, el peregrino comenzó a andar y unos pasos más allá vio otro horno que estaba horneando pan y se acercó para pedir lo mismo a que a la otra señora. Antes de abrir la boca, la señora de la casa le invitó a que pasara dentro de la casa y se calentase, el peregrino rechazo la invitación puesto que no podía detenerse y solo necesitaba un poco de pan para engañar el estómago.

Tras escuchar su petición, la señora tan solo pudo ofrecerle un poco de pan de ayer porque el de hoy todavía estaba horneándose, el peregrino se lo agradeció de muy buena manera y le dijo que rezaría por ella ante el Apóstol Santiago.

Acto seguido la señora fue a buscar el trozo de pan y cuando volvió ya no había nadie, el peregrino había desaparecido y ya no se divisaba a lo largo del Camino.

Cuenta la leyenda que cuando la primera señora sacó el pan del horno este se convirtió en piedra, en cambio gracias a su hospitalidad, el pan de la segunda señora se convirtió en oro. Muchos dicen que el peregrino que se le apareció aquella mañana a estas dos señoras era el mismísimo Apóstol Santiago.

¿Conocías la leyenda? ¿Qué te ha parecido? ¡Cuéntanoslo! Os dejamos también el enlace a otro artículo dónde te contamos todos los festejos que se hacen y tradiciones que se siguen durante la Fiesta del Peregrino.

¿Te ha gustado nuestro post?

Por favor, valora este artículo con estrellitas

¡Tu opinión nos importa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies