menú del peregrino

Una de las rutas más conocidas y populares del Camino de Santiago es el Camino Francés. Este cuenta con 775 km desde Roncesvalles hasta Santiago de Compostela, y a lo largo del recorrido, los peregrinos disfrutan de atravesar las tierras de La Rioja, Navarra, El País Vasco, Castilla y León para finalizar en Galicia.

Pero aunque para quienes se atreven a recorrerlo cada año, es una de las experiencias personales más enriquecedoras y únicas de todas, el hecho de recorrer todos estos kilómetros requiere de cierta preparación física que tiene que ver mucho con la alimentación ¿Y por qué no? es una muy buena oportunidad de recorrer la oferta gastronómica de estos increíbles lugares. Es por ello que te hablaremos del famoso menú del peregrino.

¿Qué es el menú del peregrino?

Muchos son los establecimientos gastronómicos, posadas o albergues que encuentran los peregrinos a lo largo de la ruta. Sin embargo, algunos de los más conocidos son los que ofrecen la oportunidad de disfrutar de un menú gastronómico muy completo y a bajo precio para reponer las fuerzas exigidas durante el camino.

El menú del peregrino es la perfecta combinación entre la tradición gastronómica gallega y el camino, y representa uno de los más importantes “imperdibles” a lo largo de la peregrinación.

Los paradores que ofrecen este servicio se encuentran repartidos por toda la península y podrás encontrarlos en La Rioja, Aragón, Castilla León, Navarra y Galicia, por un precio que va entre 7-10 euros.

¿Qué necesitas para disfrutar de él?

Si estas preparándote para realizar la ruta, sabrás de antemano que no puedes comenzar  a realizarla sin tu credencial del peregrino. Esta es una credencial que en la Edad Media se empleaba como salvoconducto, pero que hoy en día se entrega a los peregrinos a modo de carnet, para incluir datos como nombre, DNI, dirección y más, junto con la información sobre el día que vas a iniciar y cómo iniciarás la ruta.

Este es el requisito básico para optar por el menú del peregrino y tienes que llevarla contigo siempre. La mostrarás en los establecimientos, donde pondrán su sello y firma en los recuadros blancos que justifican que realmente hiciste el camino y por dónde lo hiciste. Puedes conseguir la tuya en la Oficina de Peregrinaciones de la Diócesis de Santiago, o en cualquier otra institución autorizada por la Catedral por 2 euros.

¿Te ha gustado nuestro post?

Por favor, valora este artículo con estrellitas

¡Tu opinión nos importa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies